DOCUMENTANDO ARCO

El «stand» de Espacio Mínimo en ARCO será virtual. Solo veremos un vídeo de Erwin Olaf a través del ojo de la cerradura

Un día antes de que ARCO abra sus puerta y en puertas de ir a hacer la visita esperada, consultamos el artículo de ABC en el que nos comentan:

¿Artistas consagrados o emergentes?

«A la hora de iniciarse en la compra de arte y si se cuenta con un presupuesto moderado, los artistas emergentes son una buena elección, aunque el riesgo es más elevado, pero con el tiempo pueden generar plusvalías mayores», dice Susana González. También apuesta por valores emergentes María Martín: «En tiempos de crisis supone una menor inversión, se puede arriesgar más. Hay artistas interesantes muy asequibles». Pía Rubio de la Rocha se decanta, en cambio, por piezas menores de artistas consagrados: «Con estos no fallas». Lo mismo opina María Porto: «Los consagrados son un valor seguro. Pero es gratificante comprar obra de artistas emergentes y crecer con ellos».

Recomendaciones

Casi todos coiciden en que la pintura vuelve con fuerza. «En fotografía y escultura hay que tener en cuenta la tirada: deben ser ediciones pequeñas», advierte Pía Rubio. Susana González cree que el hecho de ser series en vídeo, fotografía o escultura «permite que los precios de algunas obras sean más asequibles». María Martín aconseja, aparte de pedir certificado del artista, informarse de su trayectoria. También Elisa Hernando: «Debemos informarnos de quiénes son los artistas, las disciplinas en las que trabajan, qué dice la crítica de ellos, qué galerías los representan…» Pablo Melendo apunta que «a veces hay un flechazo con una obra, pero cuantos más detalles sepamos, mejor». María Porto nos propone el dibujo y el grabado como un buen punto de partida.

Presupuesto mínimo

«No es imprescindible gastar mucho dinero para llevarse una obra de arte de calidad, comenta María Porto; lo importante es asesorarse y buscar profesionales del mundo del arte que te aconsejen por dónde empezar y se adapte a tu presupuesto». María Martín cree que «siempre es importante tener un límite. Con un presupuesto de entre 5.000 y 15.000 euros se pueden comprar obras de artistas emergentes o una de un artista más reconocido y con buena trayectoria». Susana González apunta que «si se trata de una primera incursión en el mundo del arte podemos partir de un presupuesto de entre 3.000 y 6.000 euros. Con esa horquilla podremos hallar un gran número de propuestas de artistas emergentes y de artistas con trayectorias más consolidadas». Pía Rubio cree que «no es imprescindible ponerse un límite presupuestario, pero sí tener una idea de cuánto se quiere gastar uno. No debemos ponernos trabas, ya que si se encuentra la pieza “ideal” no se debe dejar pasar si el precio es bueno».

Formas de comprar

Susana González comenta que «la situación actual hace que las galerías estén más receptivas a realizar descuentos». Elisa Hernando añade que algunas galerías facilitan el pago de la obra a plazos, pero dependerá de varios factores: nivel de confianza y solvencia de los clientes. María Martín nos aconseja comentar con naturalidad con el galerista las formas de pago, que son negociables.

VÍA y +INFO: ABC

Anuncios